miércoles

QH PLUS




El tercer fin de semana de Junio ha sido diferente este año. No he ido a la Quebrantahuesos. Después de un montón de años yendo, empezaba a tener la sensación de que ya lo había visto todo. Pero no quería quedarme con esa sensación, quería dar un paso más. Realmente no lo había visto todo, se puede decir que no había visto nada.

Por eso, pensando en alguna “vueltecilla” que nos sirviera de buen entrenamiento, se nos ocurrió esta pirula: Hacer el recorrido de la Quebrantahuesos metiendo Spandelles, Soulor y Aubisque entre Marie Blanque y Portalet… ¡ole! Números redondos, 300kms y 6000m de desnivel.


RUTA AQUÍ

Hacer este recorrido en compañía de un buen amigo, sin prisa pero sin pausa, disfrutando de cada pedalada, de cada subida, de cada bajada, me hizo darme cuenta de que estos años no lo había visto todo, me faltaba el paisaje
A un ritmo diferente, con una mentalidad diferente, sin la “inercia” de la manada, Somport es también un puerto diferente, Marie Blanque es mucho menos duro, y Portalet… Portalet es igual de largo.

Si le sumamos el homigueo en el estómago tras bajar Marie Blanque y girar a la izquierda en lugar de hacia Laruns, rumbo a lo “desconocido”, el resultado es una auténtica delicia. Ese hormigueo en el estómago por el puntito de locura, de aventura, de superación, de ciclismo del de antes, de pan, embutido y queso…
¡Vivan las macarradas y viva el ciclismo en blanco y negro!


Haciendo la grulla...
Entre la niebla en Marie Blanque, una semana después de la QH, me resultó curioso
el gran número de tiritas nasales que había pegadas en el asfalto, ¿serían de las vacas?

Oscar estaba deseando de que lloviera para estrenar su pellejo de goretex,
antes de Spandelles se salió con la suya el muy rasper...

Barritas energéticas románticas, de saucisson a la noisette y fromage de brevis.
Hubo un fallo: lo correcto hubiera sido vino.

En la mítica cima de Soulor, nos encontramos con un mítico del ciclismo romántico,
 el gran Puyuelo, él dice que por casualidad... No le creímos.

Yo era feliz con mi bolsa de manillar, como un francés más...
sólo me falta un buen bigote, para la próxima.

¿Cuantas veces se podría subir Soulor + Aubisque de sol a sol?

En Portalet llegó mi momento de inmolación, a tope desde la presa hasta donde llegara.
 Las crocadas te hacen mejor persona.

A ver si el 19 de Julio os reís igual...



Gracias a Safesport ID por su apoyo!

1 comentario: